28 jul. 2007

mis días contigo...

Hago, deshago y rehago mis días contigo,
traigo con añoranza mis días de grandes alegrías en los que escondía con ansiedad mis primeros encuentros contigo,
en donde tu voz enamoraba mis silencios,
tu ternura envolvía mi timidez,
tu serenidad calmaba mi desconcierto,
tus besos en un solo instante atrapaban todo mi deseo,
nuestras primeras noches eran eternos segundos abrigados en las sábanas,
las primeras palabras escritas no decían mucho pero tan suficiente… tan necesario…
mi atención se refugiaba con curiosidad entre tus versadas pláticas,
traigo esos días que nada me podrá quitar,
ni siquiera esa imponente cara de la nostalgia de aquellos en los que las lágrimas protagonizaron lo incomprensible,
en los que desdibuje cada noche figuras perfectamente trazadas en compañía,
odiando los días perdidos entre sin razones motivadas por la poca auto estima enredada con la incertidumbre,
con el inmenso deseo de llegar hasta este ahora en el que tu no estás,
con mi amor intacto… por lo menos del miedo,
la soledad ya ha hecho su parte jugando con temeridad con mis tristezas,
esas que parecen ser las de antes que con comodidad buscan su lugar un poco mas allá de mi corazón…
Algunas tardes pero casi todas mis noches mato entre sollozos,
las tontas dudas que ingeniosamente se satisfacen de encontrar algún lugar entre los pensamientos efímeros…
y cada mañana doy de beber a nuestras plantas como si alimentará mi amor, para que se recupere de sus desiertos nocturnos…

1 comentario:

P . S . dijo...

VAYA PROBLEMA DE AMOR... ¿O DESAMOR?