4 may. 2009

Otra nostalgia...

Estuve todo el día inventando la forma
para pensarte sin sentir nostalgia.
Los rostros de la gente dibujaban tu gesto,
los ojos tras los lentes escudriñaban miradas y
como casi siempre, silencios.
En las apabulladoras calles
añoraba la tranquilidad de tu presencia.
A la hora del tinto, que fueron muchos,
recordaba el meneo de tus labios
ante el sabor del café.
En la mesita de noche
aquel libro que me prestaste
en nuestro último encuentro,
gritaba las lembranzas de tus días
de viajes y flores...
Y sin más al desnudarme en la noche,
mi cuerpo te presintió, ahora ausente...
Y supe que no habría forma de inventar
excusa alguna para no pensarte
sin extrañarte
sin sentir nostalgia...
este día termina con otra nostalgia,
espero mañana me sorprenda alguna nueva.

2 abr. 2009

Días

Días de extraña forma se van acercando con paso lento pero cierto, la voz permanece muda ante la posibilidad de quedar desnuda, y la fragilidad de la piel se palpa en cada respiración contra el tiempo...
Pero áun con el temor de un devenir incierto, nuestra alma empuja su barco de misterios para poblar con esperanzas cada mirada hacia el horizonte aún con la poca certeza de lo que se aviste en él...
Navegar en la soledad de nuestro interior es el viaje al descubrimiento más único y propio en el que probablemente las respuestas a la tristeza guiaran el ancla de quienes al despertar esperan una sonrisa, un espacio inocuo en el tiempo para permanecer juntos...
Que bueno es estar en silencio, planeando formas de recuperar el sueño, sobreviviendo a las condiciones del destino, cerrando los ojos sin impacientarse demasiado, buscando el latido de todas las cosas, amarrando al desespero a la última columna de esperanza...

22 mar. 2009

Sensatez

Ya lo sé
no soy un angel,
no sonrío ultimamente y no veo las alas en la sombra;
tampoco una mariposa,
no me visto de colores, los aromas se me hacen iguales y soy presa de mis pensamientos.
No soy un sueño,
cada día cambio mi forma y la espera del desdén;
tampoco un talismán, la suerte no conoce su camino cuando anda junto a mi.
Jamás la esperanza seré, madrugo para mantener un conato de aliento y anochezco presumiendo un concluso de vida.
Ves!
No soy más que un guijarro que a ratos parece tranquilo...
que pretendió ser angel para convencerte con alguna sonrisa y abrazarte con sus alas...
quiso ser mariposa para pasear por los jardines y llegar hasta tí con un aire nuevo...
creyó ser sueño, manteniendo por más de una luna en vigilia tus deseos...
procuró talisman ser, a fin de controlar los malos pasajes de tus días...
apostó a la esperanza que podía ser para tí, con la ilusión de reflejarse en cada día hasta el declinar de la tarde...
Ya lo sé
por eso sólo intento ser un acorde de vida que no vislumbre la mirada de nadie ni distraiga su presuroso andar.

27 sept. 2008

" No hablo del amor romántico, aquellas pasiones melosas de tristeza y sufrimiento. Relaciones de dependencia y sumisión, pasiones tristes. Algunas personas confunden eso con amor. Llaman amor a ese querer esclavo, y piensan que el amor es alguna cosa que puede ser definida, explicada, entendida, juzgada. Piensan que el amor ya estaba listo, formateado, entero, antes de ser experimentado. Mas es exactamente lo opuesto, para mi, lo que el amor manifiesta. La virtud del amor es su capacidad potencial de ser construído, inventado y modificado. El amor está en movimiento eterno, en velocidad infinita.
El amor es un móvil.
¿Cómo fotografiarlo?
¿Cómo percibirlo?
¿Cómo dejar serlo?
Y ¿Cómo impedir que la imagen sedentaria y cansada del amor nos domine? Mi respuesta... el amor es desconocido. Realmente después de una vida entera de amores, el amor será siempre el desconocido, la fuerza clara que al mismo tiempo ciega y nos dá una nueva visión. La imagen que yo tengo del amor es la de un ser en mutación. El amor quiere ser interferido, quiere ser violado, quiere ser transformado a cada instante.
La vida del amor depende de esa interferencia. La muerte del amor es cuando, delante de su laberinto, decidimos caminar por la acera recta. El nos ofrece sus oceanos de mares revueltos y profundos, y nosotros preferimos el cauce del río, con inicio, medio y fin. No, No podemos subestimar el amor no podemos castrarlo.
El amor no es orgánico. No es mi corazón el que siente el amor, es mi alma la que lo saborea. No es en mi sangre en la que el hierve. El amor hace su hoguera dionisíaca em mi espiritu. Su fuerza se mixtura con la mía, y nuestras pequeñas chispas resuenan por el cielo, como si fuesen nuevas estrellas recien nacidas. El amor brilla, como una aurora colorida y misteriosa, como un crepúsculo inundado de belleza y despedida, el amor grita su silencio y nos da su música. Nosotros danzamos su felicidad en delírio, porque somos el alimento preferido del amor.
Al amor, yo no lo conozco. Y es por esto que lo deseo y me lanzo a su abismo, aventurándome a su encuentro.
La vida sólo existe cuando el amor navega. Morir de amor es la substancia de que la vida es hecha, o mejor, sólo se vive en el amor.
Y la lengua del amor es la lengua que yo hablo y escucho". Paulinho Moska


28 jul. 2007

La voz...

La voz del tiempo acuña
las desesperaciones
de los caminos andados, queridos, soñados…
Un día con la presteza
de una eternidad confinada a
la elección de alguna felicidad,
a la apropiación de los instantes,
de la vida…
Hoy como la posibilidad más próxima
de emprender con ímpetu
esa nueva senda del camino, ese aún no andado…
Y que desde ahora haré sin ti, sin tu lastre, sin nada de ti…

sólo tu recuerdo que ya es demasiado…

mis días contigo...

Hago, deshago y rehago mis días contigo,
traigo con añoranza mis días de grandes alegrías en los que escondía con ansiedad mis primeros encuentros contigo,
en donde tu voz enamoraba mis silencios,
tu ternura envolvía mi timidez,
tu serenidad calmaba mi desconcierto,
tus besos en un solo instante atrapaban todo mi deseo,
nuestras primeras noches eran eternos segundos abrigados en las sábanas,
las primeras palabras escritas no decían mucho pero tan suficiente… tan necesario…
mi atención se refugiaba con curiosidad entre tus versadas pláticas,
traigo esos días que nada me podrá quitar,
ni siquiera esa imponente cara de la nostalgia de aquellos en los que las lágrimas protagonizaron lo incomprensible,
en los que desdibuje cada noche figuras perfectamente trazadas en compañía,
odiando los días perdidos entre sin razones motivadas por la poca auto estima enredada con la incertidumbre,
con el inmenso deseo de llegar hasta este ahora en el que tu no estás,
con mi amor intacto… por lo menos del miedo,
la soledad ya ha hecho su parte jugando con temeridad con mis tristezas,
esas que parecen ser las de antes que con comodidad buscan su lugar un poco mas allá de mi corazón…
Algunas tardes pero casi todas mis noches mato entre sollozos,
las tontas dudas que ingeniosamente se satisfacen de encontrar algún lugar entre los pensamientos efímeros…
y cada mañana doy de beber a nuestras plantas como si alimentará mi amor, para que se recupere de sus desiertos nocturnos…

17 jun. 2007

Bendito es el misterio..

Bendito es el misterio que tímidamente se asoma tras la luna…
me deja inmóvil, confundida entre el asombro y la dicha que se depara en un cielo claro, ausente de disturbio, colmado de energía…
Vuelvo la mirada y mis ojos resultan salvados y generosos…
El pensamiento entonces recuesta su mejor sueño contra la almohada de hierba que acaricia mi sonrojado rostro…
Retoza por entre su sueño la caricia que no necesito ser tocada para mantenerse tibia,
el deseo pretendió como conjuro invadido de magia…
la voz que asume ser escuchada como el mejor cuento antes de ir a dormir,
…intenta despertarse…
cuando un desprevenido beso le llega al recuerdo y le causa un escalofrío que viene a darle a su sueño su cabal estatura,
… pero lo concilia nuevamente…
cuando es una sonrisa la que arriba a la orilla más profunda de su silencio y se dispersa a todo lo largo y ancho de la palpitación más cercana de mi sombra.
Ahora esta durmiendo y no se dio cuenta que me resbale por sus párpados desnudos y permanecí aquí sentado en el rincón de la hierba, pensando en que el sueño sea eso y mucho más,
Muy seguramente será otro rostro,
el cual sabrá que estuve aquí junto a la sombra que atempera
pensando en ti y diciéndote sordamente
Te quiero.